Historia del olivo

Elaboración del aceite de oliva

Las variedades de aceituna


Hinojosa del Duqye
 
 
 
 
 

 

 

 

 

HINOJOSA DEL DUQUE

Situada al norte de la provincia de Córdoba, en la comarca de Los Pedroches, subunidad de la Sierra Morena que toma el nombre la piedra del lugar, el granito. En esta penillanura se desarrolla una intensa actividad ganadera, principalmente de cerdo ibérico, unida a las bien conservadas dehesas de encinares centenarios.

La Finojosa de la legendaria vaquera, del poema del Marqués de Santillana, muestra restos arqueológicos de la Edad del Hierro y vestigios de necrópolis romanas. La ciudad fue fundada a principios del siglo XIV adoptando su nombre actual en 1533, al convertirse en duque el titular del condado, Francisco de Sotomayor.

En el centro del conjunto urbano, de calles radicales, estrechas y sinuosas y con hermosas casas señoriales y otras de tipo popular, se alza la iglesia gótico-renacentista de San Juan Bautista (s. XV-XVI) llamada la catedral de la Sierra para indicar así la excelencia artística del templo aún cuando Hinojosa nunca hay tenido silla episcopal. Ha sido declarada Monumento Nacional. En su portada lateral derecha intervinieron Hernán Ruiz el Viejo, su hijo Hernán Ruiz el Joven y Juan de Ochoa, los mismos constructores del crucero de la Catedral cordobesa.

 

La iglesia conventual de la Purísima Concepción, de los siglos XVI y XVII, está situada en la plaza del Duque de Béjar, destacando por su portada renacentista, lo mismo que el templo del antiguo hospital de Jesús Nazareno por sus ascendencia barroca (1689).

Asimismo es destable la monumental fuente del Pilar de los Llanos, labrada en 1571 probablemente por el segundo Hernán Ruíz, en cuyo alabeado frontón se repiten los escudos del condado de Belalcázar.

Destaca asimismo la ermita gótica de Nuestra Señora del Castilla (s. XVI, con camarín barroco), en la plaza de la Catedral, así como las de San Sebastian, Santa Ana y San Isidro Labrador (s. XVIII). En los alrededores se encuentran las ermitas de Santo Domingo, San Bartolomé, la de la Virgen de la Antigua y la del Cristo de la Injurias.