line decor

Los lugares donde se cultiva el olivo se caracterizan por tener un clima con inviernos suaves, otoños o primaveras lluviosas, veranos secos y cálidos y con gran luminosidad. Esto es así porque las aceitunas maduran después del verano. La temperatura óptima comprende el rango de 16 a 22 º C, aguantando las heladas hasta los -7º C.

En cuanto a las condiciones edafológicas prefieren los suelos francos para ser más productivos, pero el aceite alcanza mejor calidad en suelos de la sierra.

Suelen encontrarse a una altura de 400 a 600 m, aunque en Sierra Nevada hay cultivos por encima de los 974 m.

Para que el cultivo sea adecuado se deben de cumplir una seria de requisitos:


- En primavera y en otoño una o dos cavas profundas de unos 25 cm.

- En septiembre y en octubre un abonado más superfosfato.

- Tratamientos parasitarios de prevención.

- Una poda de instalación.

- Una poda de reforma: corte de grandes partes de la planta.

- Una poda de rejuvenecimiento: corte del tronco por la base y la cría de dos o tres retoños.

- Una poda de producción: realizada tras el final del periodo de las heladas.

- Evitar el déficit hídrico

- Limpiar las malas hierbas.

- En plantaciones demasiado grandes es recomendable usar variedades que maduren de forma escalona para poder ir recogiendo cada una de ellas en su punto óptimo de maduración y evitar el atrojado.

 

El crecimiento vegetativo ocurre sobre el mes de abril hasta últimos de octubre. En noviembre ocurre el reposo invernal hasta el mes de enero. Por eso los frutos de un año no estarán en las ramas del año, sin en las del anterior (fenómeno de vecería).

En nuestra región la distribución anual de pluviometría es estacional, encontrándonos una estación extremadamente seca, abarcando de junio a septiembre y una estación más lluviosa de hasta un 75 % de la pluviometría, acompañada de bajas temperaturas y poca actividad vegetativa por parte del olivo.

Esto lo que nos indica es que en la estación seca es necesario conservar el agua almacenada evitando que se produzcan pérdidas por evaporación asi como las extracciones por las malas hierbas.

Finalmente es importante saber que además de obtener cantidad hay que buscar la calidad, llegando a un equilibrio entre ambas variables. Es necesario por ello llegar a un término donde la densidad, la distribución de los olivos y su forma consigan obtener las mejores condiciones.

 

CICLO ANUAL
En primavera comienza el desarrollo vegetativo. Es necesario realizar un abonado del suelo.

En verano ocurre el desarrollo y crecimiento de los frutos. Luego si se produce una falta muy acusada de agua se produce la caída de los frutos, disminución de tamaño y contenido de aceite. Es cuando las aceitunas son más sensibles.

En el caso del cultivo de regadío se produce un aumento del tamaño del fruto. Para ello se suele regar mediante acequias y surcos o bien por el sistema de goteros.

En otoño es cuando ocurre la maduración de las aceitunas, siendo de especial importancia plena disponibilidad de agua y nutrientes. Es en este periodo, entre últimos de septiembre y primeros de octubre cuando se recolectan las aceitunas.

Y en invierno la aceituna presenta el típico color negro con la pulpa muy blanda.

 


TIPOS DE CULTIVO
A la hora de elegir un cultivo entran en juego uno serie de factores:
- Disponibilidad de agua en el terreno: esta agua viene determinada por la precipitación, la capa freática menos escorrentía, evaporación y agua de drenaje. Si se usa laboreo el suelo queda mullido y disgregado pero se pueden compactar capas a profundidad. Con la cubierta se mejora la disponibilidad.

- Evaporación de agua: las labores demasiado profundas pueden causar pérdidas excesivas

- Erosión: el laboreo desagrega el suelo y destruye la cubierta vegetal, provocando mayor erosión. El no laboreo en suelo desnudo y el laboreo mínimo causan menos erosión

- La producción del olivar: en Andalucía el no laboreo con suelo desnudo y con cobertura proporciona aumentos de producción. Sin embargo en algunos casos el suelo no es el propicio. En cuanto al laboreo reducido también ha proporcionado datos que arrojan aumentos de producción. (Pastor 1991).

- Economía: el laboreo reducido y la cubierta vegetal no necesitan apenas maquinaria, siendo el uso de herbicidas bastante económico, necesitando para su dispersión sólo una barra retráctil.

- Fertilización: en el no laboreo es necesario un aporte extra de nitrógeno y la cubierta vegetal también necesita adicionar nutritentes.

- Temperatura: la cobertura hace que la radiación y el albedo que llegan al suelo sean menores. El no laboreo en suelo desnudo se aprecia una mayor conductividad térmica, con el consiguiente aumento de calor. La temperatura afecta principalmente a la floración de tal manera que en los olivos con cubierta vegetal ocurre antes que no laboreo con suelo desnudo y en último lugar los de laboreo. En cuanto al peligro de heladas, los mas susceptibles son los de laboreo y con malas hierbas ya crecidas.

- Plagas y enfermedades: algunas plagas se refugian en las malas hierbas. Sin embargo, la tuberculosis parece ser que afecta menos a los olivos con cubierta vegetal (Williarn, 1981).

- Fauna y microorganismos edafológicos: el no laboreo proporciona una mayor densidad poblacional de lombrices de tierra, sin embargo este sistema también proporciona altos niveles de ratones. En cuanto a los microorganismos se aprecia un aumento significativo en los olivos con cubierta vegetal, favoreciendo a su vez una mayor riqueza de artrópodos.

- Flora: el no laboreo al usar herbicidas residuales limita las especies de flora que acompañan al olivar. Es destacable además el problema de la inversión de flora.

 

LAS PLANTACIONES
Normalmente las plantaciones suelen tener de 150 a 250 árboles por hectárea, distribuidos en marco real o rectángulo de lados desiguales. Si estimamos que cada árbol produce de 20 a 50 kg de aceituna y que para obtener un litro de aceite hacen falta de 4 a 6 kg de aceitunas, se podría decir que la producción puede llegar a ser de 3000 litros de aceite por hectárea y por año.

Actualmente se ha adoptado el laboreo tradicional con las siguientes innovaciones:


- Preparación del suelo
- Aumento de la densidad de árboles
- Propagación en vivero
- Arboles con un solo tronco que facilite la recolección mecánica
- Aumento de la fertilización
- Riegos complementarios

Las labores intensivos representan sólo un 3 % del total.8º

 

PROBLEMAS ACTUALES
- Más de un 75 % del olivar tiene una edad de más de 50 años.
- Sobre el 70 % del olivar es mecanizable, con un 25 % de la productividad.
- Las estructuras están algo anticuadas.